ACCESO A E-LAUDE

Diario

Con generosidad ganas.

Para poder encontrar la felicidad, se necesita la ignorancia de uno. Sin embargo, para poder ser sabio, se necesita la duda. Uno solo puede elegir una decisión, ser sabio o ser feliz, pero te advierto, cada decisión afecta tu posibilidad de poder cambiar el mundo en que vives, algo que todo ser quiere. Para mi escuela, el Modelo de las Naciones Unidas(MUN) es una oportunidad para poder integrar todo lo que has aprendido sobre el mundo en que vives para poder mejorarlo. Pero para mí, el Modelo de las Naciones Unidas es una forma para que los estudiantes de secundaria y preparatoria compitan entre ellos para poder sentirse superiores.

He estado en cuatro Modelos de las Naciones Unidas, y aunque en los últimos dos he ganado el puesto de Mejor Delegado, no he estado satisfecha en como me ha ido. Con mi primer MUN, pude decir que odiaba las competencias académicas. No sabía nada y nadie me quería ayudar porque si no sabía y ellos sí, la posibilidad de que  ganaran un premio era muy elevada comparada con alguien que sí supiera. Se me hacía muy interesante que se alegraban al ver que alguien no podía adelantarse a ellos, aunque MUN es para poner a los otros adelante, específicamente cuando esos otros no tienen las mismas oportunidades que tú. Y odiaba eso, aborrecía que mi maestra les nutriera ese complejo de superioridad cuando minimizaba a otros estudiantes que no tenían un nivel académico elevado. Pero no podía hacer algo al respecto, ya que en esa escuela la doble moral era un valor fundamental para poder ejercer como escuela IB (Escuelas con un diploma de preparatoria que enseñan pensamientos independientes y críticos). 

Me cambié de escuela ya que me provocaba repulsión ver a estudiantes y maestros sentirse superiores que otros, especialmente en un Modelo de las Naciones Unidas. Al cambiar de escuela, pude ver que la preparación de un MUN no consiste tanto en tiempo, sino en la cantidad de recursos que son disponibles para un estudiante, estos siendo sesiones de práctica, comentarios en sus position papers, aportaciones para fundamentar sus investigaciones, etc. 

En mi segundo MUN, el cual no lo organizó esta escuela, no me fue bien. Me sentía inferior a los otros delegados sin que ellos se dirigieran de una manera negativa hacia mí. Cuando estás enfrente de personas que saben hacer cosas mejores que tú, te empiezas a sentir atacado sin que lo estén atacando. Así era como lo percibía, sin embargo, este MUN era la única forma de poder aprender lo que me faltaba saber, ya que quería identificarme satisfecha en vez de ser percibida como un fracaso. Fue una mala experiencia en el sentido de como me empecé a ver, pero fue una de las mejores experiencias en que haya participado para poder mejorar mi nivel académico. Con estas dos experiencias, sabía que en el tercero ya iba a estar preparada. Me sentí satisfecha porque sí había participado y había ayudado a otros delegados a no cometer los mismos errores que yo dispuse, no porque había ganado Best Delegate en mi comité. 

En mi cuarta experiencia, me sentí orgullosa de mí por haber ayudado a nuevos delegados en el comité en cómo debían hacer un resolution paper, el cual consiste en un documento formal para poder presentarlo a la Asamblea General con una variedad de delegados del mismo comité, quienes analizan cuáles son las mejores preguntas para poder cuestionar a otros delegados. Al ver a estos delegados confusos y llenos de nervios, ellos me recordaban a una Daniella de séptimo grado que no tenía idea de lo que estaba haciendo. Una Daniella que necesitaba ayuda, pero que no tenía a nadie que le diera el soporte que ella quería. En pocas palabras, lo mejor que pude hacer fue ayudar a otros delegados, no ganar Best Delegate de mi comité. 

MUN sólo me gusta porque puedo ayudar a otras personas, no porque puedo ganar una recompensa después de que terminé. Al ayudar a otros, me siento satisfecha y relajada, donde grandes delegados (quienes no habían dicho nada durante las primeras dos sesiones) empezaron a dar las soluciones necesarias durante el debate inmoderado, un debate donde la mayoría de los delegados argumentaban sus resoluciones para poder modificarlas y añadirlas al documento formal para la Asamblea General. MUN nunca fue una de las mejores experiencias para mí, pero eso no significa que deba dejar que a otros les pasen los mismos tropiezos que me pasaron a mi, porque aunque sea feliz, siempre me quedaré con ese remordimiento. Entonces si me preguntan en cómo describiría este Modelo de las Naciones Unidas en una oración, esta sería: Siempre trataré de ser mejor que un ignorante.

guest
0 Comentarios
Comentarios en línea
Ver todos los comentarios
Sitio desarrollado por Clico Digital Marketing